Después de tres entradas de ideas generales me gustaría daros alguna información específica. Sé que para quien no ha utilizado nunca un compresor (o cualquier otro elemento) es bastante frustrante el intentar obtener valores de referencia y encontrarse sólo con fastidiosos “usa tu cabeza” o “lo que te diga tu oído”.

Para ello me parece buena idea el hacer un breve recorrido por los presets típicos de nuestro compresor. Es curioso cómo casi siempre empezamos utilizamos los presets siguiendo el mismo recorrido: en primer lugar aplicamos los presets exagerando sus valores para “notar más” su efecto, posteriormente ya prescindimos de esa exageranción, en una siguiente fase utilizamos los presets con valores modificados (casi siempre rebajados), y en un último estadío utilizamos plugins sin tirar de presets o con presets configurados por nosotros mismos. En cualquier caso nos sirve como punto de partida, al menos para definir órdenes de magnitud.

Permitidme que deje fuera de esta discusión el Threshold. Es un valor que variará con la grabación y el estilo que hayamos hecho. Una receta rápida puede ser la siguiente: Seleccionado un bucle donde tengamos un pico exagerado y alguna otra palabra que consideremos que está dentro de la normalidad situamos el threshold en 0. Vamos bajando su valor poco a poco hasta que veamos que el compresor entra en funcionamiento, lo llamaremos punto A (en la imágen del compresor C1 de Waves vemos que entra en funcionamiento al aparecer una franja roja que indica la cantidad comprimida). Seguimos bajando el valor un poco más hasta que también afecte a un tramo de audio “normal” o punto B. El valor del threshold debería situarse en un punto entre A y B.

Compresión de la voz IV

 

Vamos ahora con el ratio, el cual definirá la agresividad de la compresión.

El siguiente preset se llama “Speech compressor” parece que es algo que podría aplicarse a la locución:

Compresion de la voz IV

 

El valor que nos encontramos en el ratio es de 2.41 : 1 Significa que toda aquella onda que sobrepase el Threshold será comprimida dividiéndose por un factor de 2.41. Poco más de la mitad.

Veamos ahora qué dicen los presets del compresor por defecto de Logic:

Compresion de la voz IV

 

Tenemos valores de 3.9,  1.6,  2.4,  y 4.6

Estudiemos ahora los valores que nos sugiere otro tipo de compresor. En este caso no es un plugin, sino un hardware dedicado:

Compresion de la voz IV

Los cuatro presets seleccionados como ejemplos son: Female vocal, Lead vocal, Male vocal y Gold vocal. Vemos que los valores del ratio son 2, 2.5, 2, y 2.5 respectivamente.

Con esto no pretendo fijar recetas, pero parece que valores como 1.4 se correspondería a una compresión leve y valores de 4 se utilizarían para compresiones fuertes. De este modo si nos cruzamos con un valor de 12, parece ser que algo ahí no está bien.

Es cierto que, como decíamos en la entrada anterior, la sobrecompresión afecta al “color”. Puede darse el caso de que busquemos realmente ese sonido sobrecomprimido, pero al menos me gustaría que si entregais ese tipo de sonidos sea por voluntad propia, no por desconocimiento.

Vamos a pasar ahora a otro parámetro, el cual tengo que reconocer que no domino, pero al menos trataremos de acotarlo lo más posible. Se trata del Attack.

El attack es el tiempo en milisegundos desde que el threshold es sobrepasado hasta que el compresor empieza a funcionar. Si volvemos a los ejemplos anteriores podemos recopilar los siguientes valores: 2 y 5 para el compresor C1 de Waves; 9.5, 18.5, 19 y 26 para el de Logic y 3, 0.7, 3, 14 para el TC Electronics Gold Channel. Lo ideal es que hagáis pruebas con él. Yo suelo utilizar valores de 3 milisegundos. Cuanto mayor sea ese valor mas próximas a las originales serán las dinámicas. Si pensamos en una consonante oclusiva sucederá que los 3 primeros milisegundos no entrará en funcionamiento el compresor, por lo que mantendremos parte del acento, a partir de ahí entrará el compresor y amortiguará la señal.

Es interesante jugar con dicho parámetro e identificar cómo afecta al sonido, pero cuidado, si estamos utilizando el compresor para “recortar picos” puede suceder que al tener un attack alto parte de los picos queden sin afectar y al aumentar la ganancia entremos en saturación.

Finalmente tenemos otro parámetro también presente en la mayoría de los compresores, y es el release. En este caso es el tiempo en milisegundos que pasa entre que el threshold deja de ser rebasado hasta que el compresor deja de funcionar. Identificamos los siguientes valores: 50, 50, 210, 690, 310, 29, 300, 100, 300, 100. Para este parámetro la horquilla es mayor. Sinceramente no lo considero un parámetro crucial para grabar voz locutada. Personalmente hice mis pruebas y me quedé con un valor de 300ms, que es el que uso siempre en caso de no tirar de preset.

Finalmente me gustaría comentar muy por encima una técnica de la que nos podemos beneficiar: la compresión en dos fases. La idea es muy sencilla. Imaginemos que tenemos un audio con ciertos picos fuera de control. Ya sabemos que utilizando un compresor podemos amortiguarlos. Pero resulta que en el mismo audio tenemos otra clase de picos mucho mayores, pueden ser debidos a que en ciertos momentos nos hemos acercado excesivamente al micro, porque hemos querido incluir en el audio sonidos de otras características como palmadas, etc. Parece que el mismo compresor no nos va a servir para los dos tipos de picos. Sin embargo aplicando dos compresores en serie podremos resolverlo.

Compresion de la voz IV

 

 

En el gráfico la línea negra mos marca los picos de mayor magnitud, las palmadas por ejemplo. La línea roja nos marca los picos fuera de control de una locución normal y bajo la línea verde se encuentra la mayor parte de la onda.

Aplicamos un primer compresor. El threshold de este deberá afectar a las palmadas, pero no a los picos de la voz (línea azul celeste). Al ser un sonido que quizá no nos interesa tanto podemos utilizar un ratio alto, el cambio de color por compresión no nos preocupa para una palmada o un grito.

Compresion de la voz IV

 

Ahora que hemos amortiguado los picos de la primera clase pasamos a los del segundo tipo. 

Compresion de la voz IV

Situado ahora el threshold de modo que contemple los picos pero no la onda “normal” aplicamos el segundo compresor. Nótese que los picos del primer tipo volverán a comprimirse, pero ya que habitualmente para este segunda compresión se utilizan ratios conservadores, del orden de 2.5, no nos importa mucho. Además se supone que esos picos de la primera clase no son voces timbradas que queremos mimar, sino gritos o sonidos de otras fuentes.

Dicho esto os animo a usar la compresión en dos fases en escenarios menos extremos. No hace falta que tengamos sonidos de fuentes distintas sino picos de distinto grado. Del mismo modo también se suele aconsejar para compresiones fuertes, si queremos comprimir con un ratio de 4 por qué no hacerlo en dos fases con ratio 2? Los resultados suelen ser más naturales de este modo.

Con esto finalizo esta serie de entregas sobre la compresión. Espero que os haya gustado y os sirva de utilidad.

Si te ha gustado la entrada puedes subscribirte al RSS  Feed del blog de AlexVoiceover

Después de tres entradas de ideas generales me gustaría daros alguna información específica. Sé que para quien no ha utilizado nunca un compresor (o cualquier otro elemento) es bastante frustrante el intentar obtener valores de referencia y encontrarse sólo con fastidiosos “usa tu cabeza” o “lo que te diga tu oído”.

Para ello me parece buena idea el hacer un breve recorrido por los presets típicos de nuestro compresor. Es curioso cómo casi siempre empezamos utilizamos los presets siguiendo el mismo recorrido: en primer lugar aplicamos los presets exagerando sus valores para “notar más” su efecto, posteriormente ya prescindimos de esa exageranción, en una siguiente fase utilizamos los presets con valores modificados (casi siempre rebajados), y en un último estadío utilizamos plugins sin tirar de presets o con presets configurados por nosotros mismos. En cualquier caso nos sirve como punto de partida, al menos para definir órdenes de magnitud.

Permitidme que deje fuera de esta discusión el Threshold. Es un valor que variará con la grabación y el estilo que hayamos hecho. Una receta rápida puede ser la siguiente: Seleccionado un bucle donde tengamos un pico exagerado y alguna otra palabra que consideremos que está dentro de la normalidad situamos el threshold en 0. Vamos bajando su valor poco a poco hasta que veamos que el compresor entra en funcionamiento, lo llamaremos punto A (en la imágen del compresor C1 de Waves vemos que entra en funcionamiento al aparecer una franja roja que indica la cantidad comprimida). Seguimos bajando el valor un poco más hasta que también afecte a un tramo de audio “normal” o punto B. El valor del threshold debería situarse en un punto entre A y B.

Compresión de la voz IV

 

Vamos ahora con el ratio, el cual definirá la agresividad de la compresión.

El siguiente preset se llama “Speech compressor” parece que es algo que podría aplicarse a la locución:

Compresion de la voz IV

 

El valor que nos encontramos en el ratio es de 2.41 : 1 Significa que toda aquella onda que sobrepase el Threshold será comprimida dividiéndose por un factor de 2.41. Poco más de la mitad.

Veamos ahora qué dicen los presets del compresor por defecto de Logic:

Compresion de la voz IV

 

Tenemos valores de 3.9,  1.6,  2.4,  y 4.6

Estudiemos ahora los valores que nos sugiere otro tipo de compresor. En este caso no es un plugin, sino un hardware dedicado:

Compresion de la voz IV

Los cuatro presets seleccionados como ejemplos son: Female vocal, Lead vocal, Male vocal y Gold vocal. Vemos que los valores del ratio son 2, 2.5, 2, y 2.5 respectivamente.

Con esto no pretendo fijar recetas, pero parece que valores como 1.4 se correspondería a una compresión leve y valores de 4 se utilizarían para compresiones fuertes. De este modo si nos cruzamos con un valor de 12, parece ser que algo ahí no está bien.

Es cierto que, como decíamos en la entrada anterior, la sobrecompresión afecta al “color”. Puede darse el caso de que busquemos realmente ese sonido sobrecomprimido, pero al menos me gustaría que si entregais ese tipo de sonidos sea por voluntad propia, no por desconocimiento.

Vamos a pasar ahora a otro parámetro, el cual tengo que reconocer que no domino, pero al menos trataremos de acotarlo lo más posible. Se trata del Attack.

El attack es el tiempo en milisegundos desde que el threshold es sobrepasado hasta que el compresor empieza a funcionar. Si volvemos a los ejemplos anteriores podemos recopilar los siguientes valores: 2 y 5 para el compresor C1 de Waves; 9.5, 18.5, 19 y 26 para el de Logic y 3, 0.7, 3, 14 para el TC Electronics Gold Channel. Lo ideal es que hagáis pruebas con él. Yo suelo utilizar valores de 3 milisegundos. Cuanto mayor sea ese valor mas próximas a las originales serán las dinámicas. Si pensamos en una consonante oclusiva sucederá que los 3 primeros milisegundos no entrará en funcionamiento el compresor, por lo que mantendremos parte del acento, a partir de ahí entrará el compresor y amortiguará la señal.

Es interesante jugar con dicho parámetro e identificar cómo afecta al sonido, pero cuidado, si estamos utilizando el compresor para “recortar picos” puede suceder que al tener un attack alto parte de los picos queden sin afectar y al aumentar la ganancia entremos en saturación.

Finalmente tenemos otro parámetro también presente en la mayoría de los compresores, y es el release. En este caso es el tiempo en milisegundos que pasa entre que el threshold deja de ser rebasado hasta que el compresor deja de funcionar. Identificamos los siguientes valores: 50, 50, 210, 690, 310, 29, 300, 100, 300, 100. Para este parámetro la horquilla es mayor. Sinceramente no lo considero un parámetro crucial para grabar voz locutada. Personalmente hice mis pruebas y me quedé con un valor de 300ms, que es el que uso siempre en caso de no tirar de preset.

Finalmente me gustaría comentar muy por encima una técnica de la que nos podemos beneficiar: la compresión en dos fases. La idea es muy sencilla. Imaginemos que tenemos un audio con ciertos picos fuera de control. Ya sabemos que utilizando un compresor podemos amortiguarlos. Pero resulta que en el mismo audio tenemos otra clase de picos mucho mayores, pueden ser debidos a que en ciertos momentos nos hemos acercado excesivamente al micro, porque hemos querido incluir en el audio sonidos de otras características como palmadas, etc. Parece que el mismo compresor no nos va a servir para los dos tipos de picos. Sin embargo aplicando dos compresores en serie podremos resolverlo.

Compresion de la voz IV

 

En el gráfico la línea negra mos marca los picos de mayor magnitud, las palmadas por ejemplo. La línea roja nos marca los picos fuera de control de una locución normal y bajo la línea verde se encuentra la mayor parte de la onda.

Aplicamos un primer compresor. El threshold de este deberá afectar a las palmadas, pero no a los picos de la voz (línea azul celeste). Al ser un sonido que quizá no nos interesa tanto podemos utilizar un ratio alto, el cambio de color por compresión no nos preocupa para una palmada o un grito.

Compresion de la voz IV

 

Ahora que hemos amortiguado los picos de la primera clase pasamos a los del segundo tipo. 

Compresion de la voz IV

Situado ahora el threshold de modo que contemple los picos pero no la onda “normal” aplicamos el segundo compresor. Nótese que los picos del primer tipo volverán a comprimirse, pero ya que habitualmente para este segunda compresión se utilizan ratios conservadores, del orden de 2.5, no nos importa mucho. Además se supone que esos picos de la primera clase no son voces timbradas que queremos mimar, sino gritos o sonidos de otras fuentes.

Dicho esto os animo a usar la compresión en dos fases en escenarios menos extremos. No hace falta que tengamos sonidos de fuentes distintas sino picos de distinto grado. Del mismo modo también se suele aconsejar para compresiones fuertes, si queremos comprimir con un ratio de 4 por qué no hacerlo en dos fases con ratio 2? Los resultados suelen ser más naturales de este modo.

Con esto finalizo esta serie de entregas sobre la compresión. Espero que os haya gustado y os sirva de utilidad.

 

Si te ha gustado la entrada puedes subscribirte al RSS  Feed del blog de AlexVoiceover