Tras un largo parón debido a la mudanza del estudio volvemos a la carga con un tema muy interesante: la compresión.
Si ya decíamos de la ecualización que es un proceso muy personal y que puede ser afrontado de distintos puntos de vista, la compresión la considero aún más personal y delicada. Una compresión mal entendida puede arruinar totalmente una mezcla, además de hacernos quedar como novatos o “con poco gusto” delante de algún cliente o estudio.
Por ello voy a comenzar con un consejo: cabeza y mesura. La compresión puede convertirse en un proceso muy potente, por lo que es muy importante tener claro qué es lo que estamos buscando antes de comenzar a modificar valores. Así que lo primero será estudiar detenidamente qué sucede cuando “comprimimos”.

En el siguiente gráfico mostramos una señal de onda. No pondré valores numéricos, simplemente intentaré transmitiros las ideas básicas.

Compresion 1

Al ser la onda simétrica verticalmente vamos a centrarnos qué es lo que sucede en la parte positiva. Obviamente por debajo de cero sucederá exactamente lo mismo que por encima.

Compresion 2

Compresion 2

Imaginemos ahora que la mayoría de la onda se encuentra por debajo de la línea roja. Esto significa que sólo unos cuantos picos la rebasarán, como es el caso del primer pico. Un ejemplo real para este gráfico podría ser un comienzo de locución con una consonante oclusiva, pulmones llenos de aire que no se controla adecuadamente y/o estar demasiado cerca del micro. La siguente onda y posteriores (no dibujadas) ya quedan dentro de una zona controlada.

¿Qué opciones tenemos con este audio? Lo más inmediato sería normalizar. Lo cual es un proceso automático que busca el mayor pico y modifica el volúmen del audio hasta situar dicho pico en -0dB. Si el pico no estuviese muy desmadrado por encima de la línea roja no pasaría nada. Simplemente perdemos un poco de volúmen en todo el audio. Pero ¿qué sucede si el pico está muy por encima de la línea roja? Al ajustar el volumen para que no sature dicho pico (sucede cuando sobrepasa el -0dB) éste nos condiciona de tal manera que nos quedaremos sin volúmen en el resto del audio:


Screen Shot 2013-11-22 at 09.23.23

Empezamos a intuir por donde van los tiros. Parece que si queremos amortiguar los picos desfasados tendremos que hacerlo a mano (según qué casos no es una opción descabellada) o necesitaremos un proceso que pueda discriminar qué parte de la señal está descontrolada y cuál está bajo control.

Aplicando la compresión lo que haremos será lo siguiente: dado un límite o Threshold, toda aquella parte de la señal que lo sobrepase será amortiguada en mayor o menor medida según un determinado valor o ratio.

Para el ejemplo anterior hemos puesto el threshold en la línea roja. De este modo todo aquello que esté por debajo de dicha línea no será modificado. Sin embargo aquello que esté por encima será reducido. Para este ejemplo pondremos un ratio de 2, lo que significa que todo aquello que esté por encima del threshold será dividido por 2.

Compresion 4

Como vemos en el gráfico, la segunda onda, que hemos dicho que será similar al resto de la onda en adelante, no será modificada, sin embargo el pico descontrolado ha sido amortiguado. Si imaginamos que la línea negra representa el 0, o límite en donde la señal satura, vemos que hemos pasado de estar por encima a estar bajo él.

Voy a detenerme aquí, quiero que quede en el aire esta idea tan sencilla de lo que es la compresión y en el siguiente post nos meteremos en aspectos más concretos, beneficios y problemas, etc.

Si te ha gustado la entrada puedes subscribirte al RSS Feed del blog de AlexVoiceoverTras un largo parón debido a la mudanza del estudio volvemos a la carga con un tema muy interesante: la compresión.
Si ya decíamos de la ecualización que es un proceso muy personal y que puede ser afrontado de distintos puntos de vista, la compresión la considero aún más personal y delicada. Una compresión mal entendida puede arruinar totalmente una mezcla, además de hacernos quedar como novatos o “con poco gusto” delante de algún cliente o estudio.
Por ello voy a comenzar con un consejo: cabeza y mesura. La compresión puede convertirse en un proceso muy potente, por lo que es muy importante tener claro qué es lo que estamos buscando antes de comenzar a modificar valores. Así que lo primero será estudiar detenidamente qué sucede cuando “comprimimos”.

En el siguiente gráfico mostramos una señal de onda. No pondré valores numéricos, simplemente intentaré transmitiros las ideas básicas.

Compresion 1

Al ser la onda simétrica verticalmente vamos a centrarnos qué es lo que sucede en la parte positiva. Obviamente por debajo de cero sucederá exactamente lo mismo que por encima.

Compresion 2
Compresion 2

Imaginemos ahora que la mayoría de la onda se encuentra por debajo de la línea roja. Esto significa que sólo unos cuantos picos la rebasarán, como es el caso del primer pico. Un ejemplo real para este gráfico podría ser un comienzo de locución con una consonante oclusiva, pulmones llenos de aire que no se controla adecuadamente y/o estar demasiado cerca del micro. La siguente onda y posteriores (no dibujadas) ya quedan dentro de una zona controlada.

¿Qué opciones tenemos con este audio? Lo más inmediato sería normalizar. Lo cual es un proceso automático que busca el mayor pico y modifica el volúmen del audio hasta situar dicho pico en -0dB. Si el pico no estuviese muy desmadrado por encima de la línea roja no pasaría nada. Simplemente perdemos un poco de volúmen en todo el audio. Pero ¿qué sucede si el pico está muy por encima de la línea roja? Al ajustar el volumen para que no sature dicho pico (sucede cuando sobrepasa el -0dB) éste nos condiciona de tal manera que nos quedaremos sin volúmen en el resto del audio:


Screen Shot 2013-11-22 at 09.23.23

Empezamos a intuir por donde van los tiros. Parece que si queremos amortiguar los picos desfasados tendremos que hacerlo a mano (según qué casos no es una opción descabellada) o necesitaremos un proceso que pueda discriminar qué parte de la señal está descontrolada y cuál está bajo control.

Aplicando la compresión lo que haremos será lo siguiente: dado un límite o Threshold, toda aquella parte de la señal que lo sobrepase será amortiguada en mayor o menor medida según un determinado valor o ratio.

Para el ejemplo anterior hemos puesto el threshold en la línea roja. De este modo todo aquello que esté por debajo de dicha línea no será modificado. Sin embargo aquello que esté por encima será reducido. Para este ejemplo pondremos un ratio de 2, lo que significa que todo aquello que esté por encima del threshold será dividido por 2.

Compresion 4

Como vemos en el gráfico, la segunda onda, que hemos dicho que será similar al resto de la onda en adelante, no será modificada, sin embargo el pico descontrolado ha sido amortiguado. Si imaginamos que la línea negra representa el 0, o límite en donde la señal satura, vemos que hemos pasado de estar por encima a estar bajo él.

Voy a detenerme aquí, quiero que quede en el aire esta idea tan sencilla de lo que es la compresión y en el siguiente post nos meteremos en aspectos más concretos, beneficios y problemas, etc.

Si te ha gustado la entrada puedes subscribirte al RSS  Feed del blog de AlexVoiceover